Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 19 de mayo de 2016

Tinta y mierda.

"...romperme donde se rompen las olas".

Hoy he pensado mucho en mi.
En todo ese cinismo
al que me he visto obligado a abrazar.
Que no es que me haya dado cuenta de nada
pero me habría tirado desde un noveno sin dejar de sonreír
para poder salir bien en las fotos.

Salí del hueco escondido de mis costillas
para regodearme entre tus miedos
y acabar solicitando una cirugía emocional.

Fumo para limpiarme los pulmones de oxígeno
Fumo para no respirar lo mismo que vosotros
Fumo por esos días en los que me doblé en la acera
con arcadas de vómito seco
y aun así,
he matado más canciones que cigarros.

La curvatura de mis nudillos
el despojo, mis ojeras, mis muñecas delgadas
y llenas de cicatrices,
mis ojos vidriosos por las drogas,
mi cabeza pastosa, mis mangas largas, mis poemas...

no me representan.
Cuántas cartas le he escrito a mi cabeza desde este punto del planeta.

Mi silencio es el más libre, el más constante.
Crecí meciendo un silencio sintético,
inevitándolo entre vuestros gritos de sorpresa
cada vez que cerraba los ojos.

Cada vez deseo más romperme,
romperme y restregar mis pulmones de tos y caricias
por las paredes de un mundo que ya no quiero.
Abarcar entre mis brazos todo el valor que me falta
y tumbarme en la orilla a dejarme morir
porque no soportaría vivir más que vosotros.