Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 26 de febrero de 2015

Entrañas.

A veces saco mis entrañas y las pongo a escribir.

Escriben al azar, sin orden ni cometido, sobre las cosas que me pasan.

Sobre si me duele aquí o si me duele ahí. Sobre ella y sobre ellos.

Yo les enseño las letras
la uve y la eme no pueden ir juntas porque no están echas la una con la otra y aquí hay unas normas  que aunque sean letras y a nadie le importe una mierda, se deben cumplir. También les enseño que, a veces, se ponen comas.
Supongo que si escribiese un diario lo llamaría entrañas aunque supongo también que no sería capaz de guardar un diario.
Los diarios son para las personas que sienten
y yo ahora sólo soy ese dolor en el pulmón derecho que me tiene que ver un médico
no vaya a ser que sea otra vez neumonía. 
Soy ese corte de línea 
sin orden ni cometido
(por entrañas)
que hay a lo largo y ancho de este blog maltrecho y adjetivado. 

A veces saco mis entrañas y las pongo a escribir

y las dejo escribiendo sobre las cosas que me pasan
sin orden ni cometido.