Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Desvaríos de un suicida IV: ¿Fantasmas?

Hoy he sido un fantasma. Me paseaba invisible por los pasillos del colegio. Andaba distante, volatil, atravesando los cuerpos de los demás. Y si había algun desafortunado que percibía mi presencia; me preguntaba. Más por obligación que preocupación. Mandaba yo una una estúpida evasiva y continuaba vagando entre Indiferencia, arrastrando mis cadenas.
Indagando en los resquicios de mi existencia; mi pálido rostro sin emoción alguna ha fingido el sabor de las consecuencias sobre mi espalda. No encuentro razones para mantener viva mi pesadilla personificada. 
Y una mano de hierro, imponentemente valorada me ha amenazado y ha lanzado su rabia contra mi rostro, que incorporeo, ha mantenido su sonrisa de agravios.