Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 30 de marzo de 2013

Desvaríos de una noche de Jueves III

Lo siento, lo hice todo mal. Quedo como no era. Hoy soy yo mismo, sin tapujos. La vida se alimenta de errores, supongo que el mio fue enamorarme. Creo. Hoy no quiero ser alguien, prefiero pasar desapercibido y esconderme en las sombras. Estoy tranquilo, demasiado tranquilo. Así soy, tranquilo. No siento nada que pueda torcerme el gesto. Aparco y aprieto el auto matico. No pueden juzgarme, no hay motivos. No he hecho nada, absolutamente nada. No hay risas, no hay penas. Como un robot, miles de mandibulas han masticado mis nervios. Ya no tengo, por eso estoy tranquilo. Si me canso, me siento. Punto. Así hasta olvidar. Mis ruegos no fueron escuchados, no hay problema. Dios no existe. Ellos tienen que sentir algo e inventan a Dios. Como el amor, el amor no es nada. Son chorradas varias, escritas en el bloc de notas. Un cigarro, no, su ceniza. Se la lleva el viento, pero no le importa, quería moverse y eso hace. Da igual a donde. Eso soy, la ceniza de un cigarro. De mi cigarro. Fumar por fumar, no por fardar, ni por vicio, simplemente por no dejar de hacerlo. Que más dará. Corazones huecos. Como el mio. No se puede sonreir. Estoy tranquilo, sin secretos. La época de las mentiras ha muerto. Soy Holden. Holden Cauldfield. El guardian entre el centeno. Pero yo soy de la noche. El Guardián de la Noche. Grandiosa noche. Si. Frio. La manta. Ya esta.

jueves, 21 de marzo de 2013

Tanatofobia

La cara de un payaso que me mira sonriente
el miedo entró en mi cuerpo y se alojó en mi mente.
Miedo a morir,
miedo a rezar,
miedo a esta jodida oscuridad.
Hablo de silencio,
hablo de pensamientos,
hablo desde dentro de mis sentimientos.
Que la vida recuerde mi nombre en su memoria
-¡Márchate y déjame en paz!
Quise gritar en entre tanta falsa gloria.
Gritando al cielo, gritando al viento
Ahogándome en un mar de horrible sufrimiento.
Espero el momento, escucho los ruidos
de este eterno sentimiento de recuerdos unidos.
Mi alma en oferta se la vendí al Diablo,
recordado u olvidado con cientos de malos hábitos.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Pensando.


"La mano pequeña del más inocente,
la mano delgada del hambre imponente,
la mano arrugada, agarra la muerte,
la mano del negro perdido a su suerte."

N.R.

Hace un tiempo me hicieron hacer una composición poética basándonos en lo que nos expresaba o lo que sentíamos al observar la imagen. Esto fue lo que salió, quería dejar claro la injusticia racial que se vive aún en el siglo XXI. Cómo es posible que en un mundo tan desarrollado haya aún esta desigualdad.Espero que os guste.







martes, 19 de marzo de 2013

PERFECCIÓN

Esa nube fue y se fue.
¡Qué limpio ha dejado el aire
la pureza de ese ser
que existió para negarse!

Desvaríos de una noche de Jueves II


"Somos lo que queremos y todo lo que tenemos. Me comen los ojos cientos de cuervos hambrientos y me transformo en un jodido ejercito de cíclopes tuertos. Lo soy todo, lo soy nada, un texto incoherente que cambia nuestras vidas y me deja caer en un mar de sangre y muerte. Soy el sexo, el Rock y su droga. Soy la vida, el alma en oferta de un chico consumido por la cocaína. Soy la salvación, la llave de la celda, soy la firma del alguacil que abole la condena.Soy el matón del bario o un pequeño ratón. Soy un idiota en un mundo de falsos guiados por un cabrón, o dos. Requiero de autoestima, falto de voluntad, mis piropos son insultos y mi rabia mi inspiración, necesito autocontrol. Encuentro dolor y luz, tengo a Dios en mi interior. Una lucha eterna, entre lo que esta bien y lo que me dicta el corazón. Demuestra lo que quieres, las palabras no son nada.Un par de cigarrillos para una noche de insomnio, la ventana bien abierta, que entren monstruos. Monstruos que nos comen, monstruos que nos gritan, monstruos que desaparecen por un armario de florecitas. Malas rimas, mala ortografía, estoy dormido. Buenas noches."

martes, 12 de marzo de 2013

Desvaríos de un suicida II


“Se estaba mirando al espejo, su rostro, feo, mostraba una mueca indescifrable. Los ojos, semicerrados e hinchados por las lágrimas, repasaban con desaprobación los rasgos de su rostro. Alzó la mano y su reflejo lo imito mostrándole un cuchillo. Un cuchillo grande y afilado. Brillante. Se miró el antebrazo e intento pensar en todo lo malo, en lo que no le gustaba… Su pulso empezó a temblar y las lágrimas iniciaron su recorrido por las mejillas cuando el frio hierro acarició su piel. Con una primera oleada de rabia apretó el filo contra el brazo. No sirvió, la piel no cedió. Gritó, apretó y un riachuelo de sangre corrió veloz por el brazo hasta legar a los dedos y caer, gota a gota en las blancas baldosas. Un dolor estimulante le subió por todo el brazo, cerró los ojos y tembló ligeramente. Dolía pero no dejó de apretar,  intento cortar y consiguió que manase más y más sangre de la herida.  Se sentó en el charco de sangre y apoyó la espalda en la pared, tenía el brazo entumecido y ya no le dolía pero la sangre seguía corriendo. Pensó en la muerte, y en la vida. Se dijo que pensaba mejor, ahora que iba a morir, y que era irónico. Eso también lo pensó. Cuando vio que iba a desvanecerse, vislumbró su rostro. Su sonrisa, sus ojos. Perdió el sentido. Por la mañana estaba muerto.”

N.R

lunes, 11 de marzo de 2013

Desvaríos de una noche de Jueves.

Todo mal. Enfados, depresiones, suicidas y masócas. Mil pensamientos contradictorios nublan mi mente. Yo creía en los finales felices, yo tenía esperanza, quería felicidad, pero eso nadie lo entiende. Solo dolor y sangre. Que corra por el brazo. La primera vez es mala. La segunda es peor. A la tercera ya te acostumbras. Duele. Quitarse la vida. Me tiento.
Ella está triste y es por mi culpa.
Él la tiene a ella, ella le tiene a él.me jode pero es lo justo.
Desvaríos de una noche de Jueves.
No puedo quitarme de en medio, le dolería y no me lo perdonaría. Quedarme y mirar, quedarme para sujetarles las velas. Felices.


La otra noche hablamos de la suerte, este triangulo establece sus bases en el maltrato, la locura, lo suicida y el sufrimiento. A ellos les tocó lo peor, yo fui un niño bien. Yo ya tuve mi buena época, ellos no. Al final va a ser cierto que recibimos lo que merecemos. Si pasas una buena época es porque ya pasaste una mala y a la inversa. A ellos les toca lo bueno, a mi me toca lo malo. Es lo justo. Soy la tercera rueda de la bici. Si la vida te da patadas es porque encajas bien los golpes. Es lo justo, mierda. Así es como debe ser, así están bien las cosas. Ella y él. Y luego yo, ya si eso. Ella es suyo, no mía. Nunca lo ha sido y nunca lo será.

domingo, 10 de marzo de 2013


"Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería.
O tal vez nos quisimos demasiado"

No recuerdo quién me dijo este poema, supongo que tendrá su autor pero yo no tengo ni idea.
Expresa muchas cosas, deja claro el calvario que es el hecho de estar enamorado. Una oleada de sentimientos tan fuertes que hacen daño, por muy buena intención que tengan.

Diálago III


[NOTA: Quiero aclarar un par de cosas con respecto a los Diálogos y los colores: Cada color representa a una persona. Pero si en un dialogo pongo el color rojo y azul y en otro los colores rojo y verde, el verde y el azul no son la misma persona. El rojo si. También aclaro que el rojo soy yo. Gracias por leerme, dejad algún comentario :)]


-¿La quieres?

-¿Qué si la quiero? Jajajaja

-No es gracioso

-Lo es para mí. ¿Te gusta la música?

-Si, me gusta.

-Vale. Es obvio que te gusta la música. Pues para mi es tan obvio que la quiero que me hace gracia. ¿La quieres?

-Si, la quiero… Joder si la quiero. Pero ella no me quiere a mí, te quiere a ti.

-Y tú me odias, supongo. Espero. Serías un imbécil si no lo hicieras… dime que no eres un imbécil.

-Sí, es jodido pero sí. Te odio.

-Ya somos dos.

-Mira que intenté que me cayeras bien, incluso fui simpático.

-¿Así que en vez de esperar a que ella se olvide de mí y disfrutar cómo nunca prefieres suicidarte? Mala idea.

-Eres bastante idiota…

-Ilumíname.

-No esperes que ella se olvide de ti.

-No lo espero. Espero con todas mis fuerzas que no lo haga. Pero lo hará, todos lo hacen.

-Pues actúa, no la dejes escapar.

-Pero tú quieres que lo haga.

-¡Qué la llames y la digas que la quieres!

-¿Por qué quieres que haga eso?

-Porque se lo merece. Maldita sea, es muy fácil.

- Ah, por ella. Para que sea feliz, entiendo.

-Queda muy cursi y muy rosa todo, pero si…

-¿Y crees que suicidándote tú ella será muy feliz?

-Nah, ya se le pasará. Y más si tu la apoyas.

-Mira, si quieres que sea feliz antes de venir diciendo y ordenando cosas que no sabes si hace o no lo que pides, reflexiona sobre ti mismo. Si te vas, ya puedo estar a su lado y diciéndola cosas al oído que la quiero y que nunca me separaré de ella que no va a ser lo mismo.

-No puedo quedarme mirando lo bien que estáis los dos juntitos.

-Nunca me ha dicho que ojala este enamorada de mi, a ti si.

-Nunca me ha dicho que me quiere, sin embargo a ti si.

-Si ¿Y qué? ¿Te vas a suicidar por eso?

sábado, 9 de marzo de 2013

Dialogo II


-Buenas.

-Estoy en una fiesta… estoy borracha.

-Oh, pues te dejo… Que lo pases bien. Y no hagas nada malo ¿eh?

-Nada malo, solo llorar, pero nada más… como cuesta escribir.

-No llores… ¿Quieres hablarlo?
                                              
-Lo siento.

-No lo sientas… Venga, pásatelo bien.

-Que mierda

-Que no, que estás en una fiesta. No te deprimas en una fiesta.

-Es todo tan asdasdjalkaasdf… Un amigo y una amiga se van a liar, a él le gusta ella… tan bonito todo… que envidia.

-Ya te tocará a ti y ya tendrá envidia ella.

-Gracias por todo, te quiero un montón jo…  eres súper majo.

-Venga ya… No digas nada que mañana te arrepientes… Buf, yo también te quiero pero no del mismo modo.

-No entiendo por qué no me muero… No te suicides, vales un montón, eres oro. En serio, eres de las mejores personas de este mundo.

-Que va, no soy nadie.

-Eso crees tu pero no te das cuenta, ojala estuviera enamorada de ti y digo enamorada.

-Ya… ojala lo estuvieses, sí…

-Si vivieses aquí iría a verte todos los días, a enamorarme.

-Oye, voy a deprimirme y no es plan. Ya estoy fumando ¿ves?

-Perdón, adiós.

-¿Adiós? No te vayas.

-Si te pones mal…

-Me da igual, quiero estar contigo.

Dialogo I

-¿Estupideces? Las estupideces son para los estúpidos, yo no soy ningún estúpido.

-Párate un momento a pensar. Reconsidera todo. Y entonces fíjate si es una estupidez o no.

-¿Todo? No hay un todo. Será una estupidez cuando yo opine que lo es, soy el dueño de mis ideas, soy su critico. Yo opino. Yo.

-¿Ves? En serio, léete. Cada día te entiendo menos. Bueno, te entiendo, pero... da igual.

-Cada día estás más lejos. Me comprendes menos y yo lo entiendo todo mejor. la claridad duele.

-Es eso. Te entiendo pero no te comprendo, creo. Es decir, ¿por qué? Bah, da igual. No creo que lo estés entendiendo, la verdad.

-Eso ¿Qué más da? Sangre, teñir de rojo las baldosas... suena bien ¿eh? A veces lo pienso. Me tiento.
Cuando la vio pasar el pobre mozo
y oyó que le dijeron: ¡Es tu amada!...
            lanzó una carcajada,
pidió una copa y se bajó el embozo.
¡Que improvise el poeta!
                        Y habló luego
del amor, del placer, de su destino...
Y al aplaudirle la embriagada tropa,
se le rodó una lágrima de fuego,
que fue a caer al vaso cristalino.
Después, tomó su copa
¡y se bebió la lágrima y el vino!


Rubén Darío, 1886. 

Desvaríos de un suicida

'No me dejes caer, tu indiferenciada es mortal. Frío, pálido. Abrumado por una oleada de sentimientos lúgubres, no se puede caer sin ser empujado. Recubierto por una fina capa de falsedad e hipocresía, ando perdido sin tu luz iluminándome el oscuro paseo de la vida. El dolor surge  tiemblan mis entrañas, prendiendo fuego a mi corazón resentido y envenenado por los celos y la envidia. Mi mirada, oscura y perdida. Una noche sin estrellas, sin luna a la que aullar. Perdido, soportando el peso de la circunstancia  viendo, observando, sin poder dejar de mirar. Tu sonrisa es dolor, ilumina hacía otro lado. Tu felicidad provoca sentimientos contradictorios no me engañes. ¿Te importa? 
Nudillos rotos, nudillos ensangrentados y cristales destrozados.'
N.R


Deber de encontrar algo a lo que amarrarme, una rama, un tronco, salir a flote. 
Soy Nacho, 'diecimuchos' años, frases cortas por capricho, músico en proceso. Amante de la música la gente denomina "ruido". Filosofía de Nirvana para no cortarse las venas. Gafas de lejos y libros de cerca. La voluntad por los suelos y una sonrisa de agravios. Un poeta feo, bueno, poeta solo a veces.