Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

lunes, 18 de noviembre de 2013

Desvaríos de un suicida IV: ¿Fantasmas?

Hoy he sido un fantasma. Me paseaba invisible por los pasillos del colegio. Andaba distante, volatil, atravesando los cuerpos de los demás. Y si había algun desafortunado que percibía mi presencia; me preguntaba. Más por obligación que preocupación. Mandaba yo una una estúpida evasiva y continuaba vagando entre Indiferencia, arrastrando mis cadenas.
Indagando en los resquicios de mi existencia; mi pálido rostro sin emoción alguna ha fingido el sabor de las consecuencias sobre mi espalda. No encuentro razones para mantener viva mi pesadilla personificada. 
Y una mano de hierro, imponentemente valorada me ha amenazado y ha lanzado su rabia contra mi rostro, que incorporeo, ha mantenido su sonrisa de agravios.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Las vueltas que da la vida.

Hoy me dado cuenta de las vueltas que da la vida, es como si todo lo que me rodea quisiera darme una lección de moralidad. ¿Acaso yo tengo motivos para gritar como grito? No sé, tal vez no. Cientos de ejemplos me demuestran que no pero eso solo sirve para deprimirme aún más. Me he pasado estos últimos años martirizando mi dolor; ojalá mi grito fuese el más fuerte, pero se me muestra que mi vida es comparable.


Hoy, un conocido (no puedo decir amigo, no lo era) ha destruido a su familia. A sus diecinueve años iba con su padre en el coche y han tenido un accidente. El padre ha muerto y él está en coma… Sinceramente, no se que pensar de todo esto. No lo escribo porque me sienta horriblemente apenado por la noticia, lo escribo por que me ha sentado como una patada en el culo. Hacía solo unas horas solo era un conocido de mi anterior colegio pero ahora es un ejemplo más. Te das cuenta de que en un momento a otro puedes formar parte de una familia feliz y con futuro y de repente que todo en lo que creías desaparezca. Me imagino  a la madre, sentada en el hospital, con una mano agarra la de su hijo y con la otra el recuerdo de su marido que hace tan solo unas horas estaba a su lado. Las vueltas que da la vida.
Es todo tan impredecible, a veces cuesta creer que todo tenga un sentido. Me mareo con tantas vueltas.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Su/ociedad.

De pequeño había un chico en mi clase.
Se llamaba G.
Yo iba todos los Viernes a su casa.
Lo pasábamos bien.
Siempre esperábamos juntos el Viernes, deseosos de ser libres de nuevo.
Como cada semana.

Un año, una vana excusa sustituyó aquellas tardes de oro: "Este año, los viernes ya no puedo quedar"

Ese mismo año un chico nuevo llegó al colegio.
Se llamaba Á.
El chico no tardó en integrarse y rapidamente se hizo amigo de G.
Y resultó que yo no le caía tan bien. Resultó que yo era el pesado que le seguía a todas partes.
Entonces G ya no quedaba conmigo.
Y yo podía ver como Á y G quedaban todos los viernes.
Y yo en casa. Y mi madre me preguntaba que si ese día no quería quedar y yo no decía nada.
Me daba vergüenza reconocerle que ya no tenía amigos.

Luego me cambié de colegio.

En este cole nuevo conocí gente. Amigos, en un principio.
Pero las cosas fueron cambiando.
Y mis amigos conocieron a un tio. J.
J se hizo muy amigo de mi grupo
A mi no me caía bien y discutíamos a menudo.

Un día la cosa fue a más y nos distanciamos.

Mis amigos eligieron un bando
Ahora, cuando mi madre me pregunta por que no salgo ese fin de semana, no contesto.
Me da vergüenza reconocerle que ya no tengo amigos.

lunes, 29 de julio de 2013

Frío, tabaco y razones.

"La primera vez es mala. La segunda es peor. A la tercera ya te acostumbras."

Y a veces surge, lo que creías que ya se había ido, lo que ya no encontrabas, resulta que solo estaba jugando al escondite. Resulta que al fin y al cabo, solo has tenido que hacer un pequeño esfuerzo para encontrarlo.Y está allí, por mucho que te empeñes en negarlo. Y pincha, y cuando pincha, pues duele. Por que como los demás, yo también sangro. Descubres que al final si que estaba, que al final el manto de los ojos se cae por muchos nudos que le hagas. Llega y ya está.

Y cuando viene, viene de muchas maneras, a veces duele pero a veces solo sientes. Solo lloras. Y no por dolor, porque lo necesitabas. Por que las lágrimas que no salieron ayer, salen hoy. Lloras sin más, por que la querías y ya no te acordabas. Otras veces es solo rabia. Tembleque. Golpes. Cuando quieres, se va. Y cuando no, vuelve. Vaya si duele. Y por eso cortas, por que duele menos. Y eso duele, un poco. No mucho Y siempre vuelve de improvisto. Una tarde, una mañana... Da igual. Por que era cierto, y lo que es cierto es cierto y cierto se quedará.






Tu cabeza juega, rebusca, investiga hasta dar con aquello que pita. Aquello que protesta, que quiere salir. Aquello que sabe que no debería estar encerrado y pide a gritos aflorar. Y lo encuentra. Y sale. Y lo notas ¿Verdad? Un peso en el pecho. Te cuesta respirar y entonces lloras. Lloras por que tenía razón, lloras por que todo lo que hiciste, todas las barreras que pusiste se han roto en un millar de pedazos y no te quedan fuerzas para reconstruirla. Ya no queda pegamento para volver a montar el jarrón.


martes, 18 de junio de 2013

Realidad sucia.

Me dicen que escriba. Que lo hago bien.
Me dicen que escriba, que les gusta. Que disfrutan.
Me dan temas,  me apoyan. No saben lo que es y quieren que yo se lo muestre.
Dicen que escribo bien ¿Lo hago? Venga, Nacho. Modestia a parte.
Pero a veces escribo bien, otras no. Otras son solo cosas sin sentido, por lo menos sin sentido para los que me leen. Para mi tiene todo el sentido del mundo. Son palabras, frases. Recuerdos plasmados en un papel, sentimientos, contradicciones. A veces me gusta escribir a lo basto, algo sucio. Expresivo, mostrar la rabia entre las lineas de un texto. Otras escribo moñerias sentimentales, luego lo leo y me dan ganas de vomitar arcoiris  "¿Qué es esto?" Me regaño. "Eres tú" Esa suele ser la respuesta. Luego vienen enfados y recaídas que supero escribiendo alguna falsedad por ahí.
Esta noche escribo sin pensar, drogado y aturdido intento ordenar mis pensamientos. Cientos de emociones contradictorias están hoy llamando a la puerta rota que representa mi estado de ánimo, tan bien disimulado. Mi cuerpo, no sabe como debe sentirse, no sabe a quién dejar entrar esta noche. ¿De dónde viene esa sensación? Es tan añorada... Ah, ya. Es que hoy es mi cumpleaños.
La mejor edad, o eso me han dicho. Pero tampoco se si creérmelo. Me dijeron lo mismo a los dieciséis y se ve el panorama. A cada cumpleaños no puedo evitar pensar que es un año más en esta vida de perros, pienso en mi infancia, en mi irónica infancia. Un niño inseguro, mentiroso y demente. No he cambiado mucho desde la última vez, pero ahora intento dejar de ser quien no soy. Mi infancia resumida en tres palabras se quedaría en: Peleas, miedos y psicólogos. Una "fantástica" infancia. Si tuviese que añadir una palabra más diría que falsedad está también presente. Una vez me llamaron basura, y me tiraron una manzana comida. Se reían  en plan película americana. Llamadme rencorosa pero si volviese a ver a esos chicos les abriría la cabeza con una puta piedra. No sé por que os estoy contando esto. En mi infancia dejé de ser quien era para intentar amoldarme a lo que la sociedad escolar valoraba como bueno. Yo hacía lo que los demás hacían, yo era su borrego  su corderillo sonriente. Y aún así, los amigos siempre escasearon. No se si me gusta contar esto, pero da igual, estoy drogado y aturdido, ya os lo he dicho, así que; no cuenta.
Me han dicho que escriba.
Pues eso hago. Me dicen que escribo bien, pero conozco gente que escribe mejor. Esta es una de las cosas por las que siempre he sentido asco a todo esto. Siempre encontré a lo largo de mi vida alguien que hacía mejor que yo las cosas que se me daban bien. Siempre hubo alguien para cortarme las alas. Alguien que escribí mejor, alguien que corría mejor, alguien que hablaba mejor, alguien que llegaba antes y te quitaba lo que querías conseguir. Buscad temas, siempre ha habido alguien mejor que yo. "¡Pero escribes muy bien!" Escribo bien hoy, mañana otro escribe mejor. Nunca he sido el mejor en nada, nunca he tenido esa gratificante autoestima. De nada, aquí tenéis uno menos al que superar.
Pues eso, que es mi cumple. Felicidades Nacho.


16-6-13
N.R

jueves, 23 de mayo de 2013

Mentirosa.

Ser un mentiroso por tener la última palabra.
Estoy cansado de las mentiras. Todo el mundo miente. Mienten por amor, mienten por dinero, mienten por interes...
Harto de tanta farsa mis oidos están siempre llenos de palabras que huelen a mentira. Solo cusan problemas, falsas esperanzas... Las odio.
La gente miente, la mentira pasa al rumor, el rumor se extiende. Está el mentiroso que extiende el rumor y están los idiotas que le creen. No es gracioso, no es divertido. Esta sociedad se edifica bajo los cimientos e un gran saco de promesas falsas y mentiras, ya no puedes fiarte, ya no puedes creer en nada. Una historia, un rumor, cualquier cosa... A estas alturas solo un crédulo puede confiar en la veracidad de las palabras que escucha.
Mentiras piadosas, bromas de mal gusto.
Siempre les pillo, siempre sospecho, siempre se quién me miente. No se miente a un mentiroso.

viernes, 17 de mayo de 2013

Infantil, infantil forever.

Complementación, deseo, futuro. Cuatro gotas de nada, tres gotas de más. A veces decimos cosas sin pensar, o las escribimos. Un día me aburro y me pongo a hablar solo, interpreto... ¿Personajes? No lo sé, solo hablo, cambio la voz y soy otra persona. Una vez leí que alguien lo llamaba hacer el Indio. Me gusta hacer el Indio, igual que me gusta perder el tiempo con los muñecos o jugando a las pistolitas con mi hermano pequeño. La gente me llama infantil.Infantil, alguien infantil es alguien inocente. ¿Realmente soy infantil? El otro día me dijeron que los libros proporcionan una perdida de la inocencia que no te da la vida. Nah, no me hagáis caso, en realidad decía que los libros te quitan la inocencia si perder la virginidad. Pero nada, que no estoy en vena para escribir. Como siempre.
Encantador es el momento infantil de los niños pequeños, no se plantean cosa... bueno, miento, si que las plantean... ¿Habéis visto el anuncio ese en el que aparece un niño preguntando a su padre que qué es una galaxia, y un planeta y un huevo de cosas más? Que nadie diga que no se plantean cosas, que no piensan. A lo que quería llegar con esto era que un niño no se plantea cosas realmente... ¿Graves? No, graves no, pero no encuentro la palabra, decir que no son importantes tampoco es lo correcto. Vale, seré claro, no se preguntan "¿Dios existe?" ¿Sabéis a qué me refiero? Pues eso.



No pensaba publicar esto, pero últimamente me llaman de todo, y una de entre tantas (egocéntrico, estúpido, loco...) es infantil. Así que me apetece poner esta entrada, porque yo lo valgo. :P

martes, 7 de mayo de 2013

Los ojos más bonitos del mundo.

Te encuentras un día mirándote al espejo, repasando tú cuerpo con una mirada profunda y una mueca en los labios. Te miras a los ojos. Lo único que te gusta de ti, tus ojos. Verdes, con un anillo dorado alrededor de la pupila  Son bonitos. Decides que un día los sacarás de sus cuencas, unos ojos así no merecen un rostro como el tuyo.Merecen algo más. Sacudes la cabeza, te vistes y sales al colegio. El colegio ese lugar en el que casi todos los días lectivos se produce una conglomeración de niños pijos, falsos y egocéntricos. Los odias. Las clases, aburridas, son pasables. Puedes con ellas. Los alumnos... Dicen que los niños pueden ser muy crueles. Esa gente, esa gente falsa que critica a las espaldas de los demás. Inseguras de si mismas que optan por atacar la autoestima del más débil. A estas les harías sufrir. Pero no lo haces. Esa gente, esa gente con aire de superioridad, con ese gesto constante de desprecio hacía los demás. A estos les humillabas, pero no lo haces. Esa gente, esa gente que finje que les caes bien cuando ni te tragan. Les quitarías todo lo que tienen. ¿Por qué no lo haces? Resentido vuelves a casa. Tu casa es un lugar tranquilo, pero tus padres, más susceptibles que el demonio, te irritan, te pinchan, te critican. Intentas hacer oídos sordos, pero el peso de la circunstancia puede contigo y les gritas. Se enfadan, que irascibles... Viene un monologo de una o dos horas sobre lo mala persona que eres, lo mal educado que estás, lo mal que lo haces todo. Y tú, quieres dejar de escuchar lo que ya sabes, deseas irte a desahogarte mordiendo una sabana o dejándote los nudillos en los ladrillos de la pared. Se callan, te vas, lloras. No te gusta llorar, es débil. Rompes un azulejo del baño, gritas contra la almohada. Te miras al espejo y decides de nuevo sacarte los ojos algún día y guardarlos en un cofre de oro envueltos en pañuelo de seda roja y una foto suya. Para la posteridad.
Desde dentro de un cajón; Los Ojos Más Bonitos del  Mundo.

N.R.







Me encantaría que me dejarais algún comentario, critica o cualquier cosa. Un escritor no es nadie sin su lector :)

viernes, 3 de mayo de 2013

A través del espejo.


"Me pierdo por eso a veces en el fútil imaginar qué especie de persona seré para los que me ven, cómo será mi voz, que tipo de figura dejo inscrita en la memoria involuntaria de los otros, de qué manera mis gestos, mis palabras, mi vida aparente se graban en las retinas de la interpretación ajena. Nunca conseguí verme desde fuera. No hay espejo que nos muestre a nosotros mismos como afueras, porque no hay espejo que nos saque de nosotros mismos. Se necesitaría otra alma, otra colocación del mirar y del pensar. [...] siempre sigo aquí adentro, en la quinta de altos muros de mi conciencia de mí".
Libro del Desasosiego, 2002: 352, [] 338.

Podemos llamarlo Fanfic: Encuentro I.

La ciudad era sucia. La ciudad era sucia por que nadie la limpiaba, las calles estaban sucias, los coches necesitaban un buen lavado, las bolsas de basura se acumulaban en los sucios contenedores que nadie recogía  Una espesa niebla gris encapotaba siempre los días de invierno y a causa de eso, el aire era sucio y apelmazado, mezclado con el humo y la suciedad de la calle.
Colin subía por la boca del metro, lo normal hubiese sido que al salir, inspirara profundamente con la falsa idea de inspirar un aire mas puro, limpio y libre que el aire pesado del metro. Pero Colin no. Colin llevaba viviendo en aquella ciudad demasiado tiempo como para saber que no era algo recomendable. Continuó subiendo las escaleras e inicio su tradicional recorrido por la calle. Paso por el escaparate de la panadería y, como siempre, se tomo un rato para observar, goloso, algunos de los pasteles que se encontraban expuestos. Siempre recordaba la primera y el última vez que había tenido la oportunidad de comer uno de aquellos pasteles. Había sido muchos años atrás  antes de que le diagnosticaran una intolerancia grave al azúcar  Por supuesto, había optado cientos de veces por pasteles de fabrica hechos con productos químicos que semejaban el azúcar pero el opinaba que la ciencia jamas podría igualar un manjar como aquel.
Miró su reloj de muñeca y se dijo que ya llevaba demasiado tiempo admirando aquellas obras de arte gastronómicas y un poco a regañadientes reinició su camino. Al terminar la calle, giró a la derecha y chocó con brusquedad con alguien que corría en dirección opuesta. Cayó hacía atrás y se golpeó la cabeza contra el suelo. Un dolor punzante le acuchillo la nuca y se le nublo la vista, con un gemido de dolor se llevo la mano al chichón que ya empezaba a formarse en su cabeza y comprobó con alivio que no sangraba. Sacudió la cabeza para despejarse y se giró en el último momento para de ver una melena roja desaparecer entre los callejones.

-No puede ser -musito levantándose- ni siquiera una disculpa
Colin estaba furioso, no le gustaba que le tomaran el pelo, no le gustaba que le faltasen al respeto. Más de una vez, había tenido problemas con alguna autoridad por no tener reparos en propinar un  buen puñetazo.
Sin pensarlo mucho, tomo una decisión y echo a correr hacía donde había desaparecido aquella melena roja.

jueves, 18 de abril de 2013

Estúpidos e hipócritas psicólogos...

"Deberías buscar a alguien a quien contarle tus problemas, para desahogarte. A mi no me das miedo pero eres una persona inestable" Eso fue lo que dijo, pero en realidad oí: "Cuéntamelo, aunque no creo que te de la vena genocida y te vayas a matar a todo el mundo, estás loco" Estúpidos e hipócritas psicólogos...

Dialogo IV

-Entonces ¿La quieres?
-Claro que la quiero, joder. Dios, te juro que mataría por ella.
-Pues ve a por ella, es fácil.
-No, no lo es... ella no me quiere a mi.
-Pues enamorala.
-No se hacerlo, lo he intentado, lo sigo intentando... Pero ella esta enamorada de otro, no puedo hacer nada y lo entiendo, a mi, por ejemplo, no podrían enamorarme ahora...
-Joder, eso es una putada ¿eh?
-Gracias por los ánimos tío. Además el otro siempre esta en medio, el muy cabrón sabía la verdad...
-¿Y qué verdad es?
-Me dijo que ella no me querría nunca, me dijo que no le importaba, que era su perrito faldero, su paga-fantas.
-¿Y es cierto? Joder...
-no lo sé. yo ya lo había pensado y además, estaba enfadado cuando me lo dijo, razón de más para creer que es cierto.Todo encaja.
-tío, olvídala, si ella no te quiere, si no le importas es porque no sabe valorarte.
-Que va, joder, nadie sabe valorarme entonces. Nunca he tenido amigos, amigos de verdad. ni siquiera tú.
-Yo sí, bueno, no, es cierto, no te quiero. de hecho a veces pienso que deberíamos morirnos de una vez, me aliviaría a mi, te aliviaría a ti y aliviaría a mucha gente.
-Ya, ya lo sabía, pero no es lo mismo... Tú, eres yo.
-Estás loco, tío.
-Gracias por escucharme
-A ti, ya sabes que cuando quieras.
-Buenas noches.
-Jaja, quitale el "buenas".

Desvaríos de un suicida III

Sueños rotos, sueños destrozados. No encontraba motivación y me ha costado muy caro.


Perdí el tren de la oportunidad, salió antes de que yo llegara. Ahora no me queda nada ¿Qué hacer? No hay opciones, todas mis historias, todos mis sueños y deseos, todos rotos y destrozados con unas cuantas promesas. Perdido, humillado. Demasiados problemas para continuar respirando. Bajo el peso de la circunstancia me siento agobiado. he perdido el momento, tuve la oportunidad de salir adelante, tuve lo que otros muchos no tuvieron. Fui un estúpido y ahora no me queda nada más que la imagen de un sucio espejo con la que torturarme cada mañana.Sin pestañear, sin respirar, frío, pálido, tranquilo.

sábado, 6 de abril de 2013

Anoche volví a dormir.

Anoche volví a dormir, bueno, en realidad volví a llorar y después, volví a dormir. Supongo que me desahogue ¿Cuánto llevaba sin llorar? ¿Meses? No lo sé, el caso es que mucho tiempo me gusta llorar. Tampoco se por que... Siento que no debería, que no lo merezco. Pero ayuda. Bueno, ayuda si lo haces solo, no me gusta llorar en público. Te encuentras abrazándote a las piernas, moqueando y mordiendo las sabanas para no gritar. Cierras los ojos, ahogas un gemido y como estás solo y a oscuras, dejas que las lágrimas corran libres y veloces por la cara. Luego, después de una, dos o incluso tres horas llorando, con los ojos hinchados por las lágrimas y ya más tranquilo, te recostas intentando pensar en otra cosa. Te arropas de mala manera con las sabanas mojadas por las lágrimas a la espera de que un sueño apacible te aborde y te alivie.

Yo soy así, pero resulta que por la mañana, ya despejado y recuperado, me siento mal. No me gusta llorar, pero para dormir, hay que llorar.

sábado, 30 de marzo de 2013

Desvaríos de una noche de Jueves III

Lo siento, lo hice todo mal. Quedo como no era. Hoy soy yo mismo, sin tapujos. La vida se alimenta de errores, supongo que el mio fue enamorarme. Creo. Hoy no quiero ser alguien, prefiero pasar desapercibido y esconderme en las sombras. Estoy tranquilo, demasiado tranquilo. Así soy, tranquilo. No siento nada que pueda torcerme el gesto. Aparco y aprieto el auto matico. No pueden juzgarme, no hay motivos. No he hecho nada, absolutamente nada. No hay risas, no hay penas. Como un robot, miles de mandibulas han masticado mis nervios. Ya no tengo, por eso estoy tranquilo. Si me canso, me siento. Punto. Así hasta olvidar. Mis ruegos no fueron escuchados, no hay problema. Dios no existe. Ellos tienen que sentir algo e inventan a Dios. Como el amor, el amor no es nada. Son chorradas varias, escritas en el bloc de notas. Un cigarro, no, su ceniza. Se la lleva el viento, pero no le importa, quería moverse y eso hace. Da igual a donde. Eso soy, la ceniza de un cigarro. De mi cigarro. Fumar por fumar, no por fardar, ni por vicio, simplemente por no dejar de hacerlo. Que más dará. Corazones huecos. Como el mio. No se puede sonreir. Estoy tranquilo, sin secretos. La época de las mentiras ha muerto. Soy Holden. Holden Cauldfield. El guardian entre el centeno. Pero yo soy de la noche. El Guardián de la Noche. Grandiosa noche. Si. Frio. La manta. Ya esta.

jueves, 21 de marzo de 2013

Tanatofobia

La cara de un payaso que me mira sonriente
el miedo entró en mi cuerpo y se alojó en mi mente.
Miedo a morir,
miedo a rezar,
miedo a esta jodida oscuridad.
Hablo de silencio,
hablo de pensamientos,
hablo desde dentro de mis sentimientos.
Que la vida recuerde mi nombre en su memoria
-¡Márchate y déjame en paz!
Quise gritar en entre tanta falsa gloria.
Gritando al cielo, gritando al viento
Ahogándome en un mar de horrible sufrimiento.
Espero el momento, escucho los ruidos
de este eterno sentimiento de recuerdos unidos.
Mi alma en oferta se la vendí al Diablo,
recordado u olvidado con cientos de malos hábitos.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Pensando.


"La mano pequeña del más inocente,
la mano delgada del hambre imponente,
la mano arrugada, agarra la muerte,
la mano del negro perdido a su suerte."

N.R.

Hace un tiempo me hicieron hacer una composición poética basándonos en lo que nos expresaba o lo que sentíamos al observar la imagen. Esto fue lo que salió, quería dejar claro la injusticia racial que se vive aún en el siglo XXI. Cómo es posible que en un mundo tan desarrollado haya aún esta desigualdad.Espero que os guste.







martes, 19 de marzo de 2013

PERFECCIÓN

Esa nube fue y se fue.
¡Qué limpio ha dejado el aire
la pureza de ese ser
que existió para negarse!

Desvaríos de una noche de Jueves II


"Somos lo que queremos y todo lo que tenemos. Me comen los ojos cientos de cuervos hambrientos y me transformo en un jodido ejercito de cíclopes tuertos. Lo soy todo, lo soy nada, un texto incoherente que cambia nuestras vidas y me deja caer en un mar de sangre y muerte. Soy el sexo, el Rock y su droga. Soy la vida, el alma en oferta de un chico consumido por la cocaína. Soy la salvación, la llave de la celda, soy la firma del alguacil que abole la condena.Soy el matón del bario o un pequeño ratón. Soy un idiota en un mundo de falsos guiados por un cabrón, o dos. Requiero de autoestima, falto de voluntad, mis piropos son insultos y mi rabia mi inspiración, necesito autocontrol. Encuentro dolor y luz, tengo a Dios en mi interior. Una lucha eterna, entre lo que esta bien y lo que me dicta el corazón. Demuestra lo que quieres, las palabras no son nada.Un par de cigarrillos para una noche de insomnio, la ventana bien abierta, que entren monstruos. Monstruos que nos comen, monstruos que nos gritan, monstruos que desaparecen por un armario de florecitas. Malas rimas, mala ortografía, estoy dormido. Buenas noches."

martes, 12 de marzo de 2013

Desvaríos de un suicida II


“Se estaba mirando al espejo, su rostro, feo, mostraba una mueca indescifrable. Los ojos, semicerrados e hinchados por las lágrimas, repasaban con desaprobación los rasgos de su rostro. Alzó la mano y su reflejo lo imito mostrándole un cuchillo. Un cuchillo grande y afilado. Brillante. Se miró el antebrazo e intento pensar en todo lo malo, en lo que no le gustaba… Su pulso empezó a temblar y las lágrimas iniciaron su recorrido por las mejillas cuando el frio hierro acarició su piel. Con una primera oleada de rabia apretó el filo contra el brazo. No sirvió, la piel no cedió. Gritó, apretó y un riachuelo de sangre corrió veloz por el brazo hasta legar a los dedos y caer, gota a gota en las blancas baldosas. Un dolor estimulante le subió por todo el brazo, cerró los ojos y tembló ligeramente. Dolía pero no dejó de apretar,  intento cortar y consiguió que manase más y más sangre de la herida.  Se sentó en el charco de sangre y apoyó la espalda en la pared, tenía el brazo entumecido y ya no le dolía pero la sangre seguía corriendo. Pensó en la muerte, y en la vida. Se dijo que pensaba mejor, ahora que iba a morir, y que era irónico. Eso también lo pensó. Cuando vio que iba a desvanecerse, vislumbró su rostro. Su sonrisa, sus ojos. Perdió el sentido. Por la mañana estaba muerto.”

N.R

lunes, 11 de marzo de 2013

Desvaríos de una noche de Jueves.

Todo mal. Enfados, depresiones, suicidas y masócas. Mil pensamientos contradictorios nublan mi mente. Yo creía en los finales felices, yo tenía esperanza, quería felicidad, pero eso nadie lo entiende. Solo dolor y sangre. Que corra por el brazo. La primera vez es mala. La segunda es peor. A la tercera ya te acostumbras. Duele. Quitarse la vida. Me tiento.
Ella está triste y es por mi culpa.
Él la tiene a ella, ella le tiene a él.me jode pero es lo justo.
Desvaríos de una noche de Jueves.
No puedo quitarme de en medio, le dolería y no me lo perdonaría. Quedarme y mirar, quedarme para sujetarles las velas. Felices.


La otra noche hablamos de la suerte, este triangulo establece sus bases en el maltrato, la locura, lo suicida y el sufrimiento. A ellos les tocó lo peor, yo fui un niño bien. Yo ya tuve mi buena época, ellos no. Al final va a ser cierto que recibimos lo que merecemos. Si pasas una buena época es porque ya pasaste una mala y a la inversa. A ellos les toca lo bueno, a mi me toca lo malo. Es lo justo. Soy la tercera rueda de la bici. Si la vida te da patadas es porque encajas bien los golpes. Es lo justo, mierda. Así es como debe ser, así están bien las cosas. Ella y él. Y luego yo, ya si eso. Ella es suyo, no mía. Nunca lo ha sido y nunca lo será.

domingo, 10 de marzo de 2013


"Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería.
O tal vez nos quisimos demasiado"

No recuerdo quién me dijo este poema, supongo que tendrá su autor pero yo no tengo ni idea.
Expresa muchas cosas, deja claro el calvario que es el hecho de estar enamorado. Una oleada de sentimientos tan fuertes que hacen daño, por muy buena intención que tengan.

Diálago III


[NOTA: Quiero aclarar un par de cosas con respecto a los Diálogos y los colores: Cada color representa a una persona. Pero si en un dialogo pongo el color rojo y azul y en otro los colores rojo y verde, el verde y el azul no son la misma persona. El rojo si. También aclaro que el rojo soy yo. Gracias por leerme, dejad algún comentario :)]


-¿La quieres?

-¿Qué si la quiero? Jajajaja

-No es gracioso

-Lo es para mí. ¿Te gusta la música?

-Si, me gusta.

-Vale. Es obvio que te gusta la música. Pues para mi es tan obvio que la quiero que me hace gracia. ¿La quieres?

-Si, la quiero… Joder si la quiero. Pero ella no me quiere a mí, te quiere a ti.

-Y tú me odias, supongo. Espero. Serías un imbécil si no lo hicieras… dime que no eres un imbécil.

-Sí, es jodido pero sí. Te odio.

-Ya somos dos.

-Mira que intenté que me cayeras bien, incluso fui simpático.

-¿Así que en vez de esperar a que ella se olvide de mí y disfrutar cómo nunca prefieres suicidarte? Mala idea.

-Eres bastante idiota…

-Ilumíname.

-No esperes que ella se olvide de ti.

-No lo espero. Espero con todas mis fuerzas que no lo haga. Pero lo hará, todos lo hacen.

-Pues actúa, no la dejes escapar.

-Pero tú quieres que lo haga.

-¡Qué la llames y la digas que la quieres!

-¿Por qué quieres que haga eso?

-Porque se lo merece. Maldita sea, es muy fácil.

- Ah, por ella. Para que sea feliz, entiendo.

-Queda muy cursi y muy rosa todo, pero si…

-¿Y crees que suicidándote tú ella será muy feliz?

-Nah, ya se le pasará. Y más si tu la apoyas.

-Mira, si quieres que sea feliz antes de venir diciendo y ordenando cosas que no sabes si hace o no lo que pides, reflexiona sobre ti mismo. Si te vas, ya puedo estar a su lado y diciéndola cosas al oído que la quiero y que nunca me separaré de ella que no va a ser lo mismo.

-No puedo quedarme mirando lo bien que estáis los dos juntitos.

-Nunca me ha dicho que ojala este enamorada de mi, a ti si.

-Nunca me ha dicho que me quiere, sin embargo a ti si.

-Si ¿Y qué? ¿Te vas a suicidar por eso?

sábado, 9 de marzo de 2013

Dialogo II


-Buenas.

-Estoy en una fiesta… estoy borracha.

-Oh, pues te dejo… Que lo pases bien. Y no hagas nada malo ¿eh?

-Nada malo, solo llorar, pero nada más… como cuesta escribir.

-No llores… ¿Quieres hablarlo?
                                              
-Lo siento.

-No lo sientas… Venga, pásatelo bien.

-Que mierda

-Que no, que estás en una fiesta. No te deprimas en una fiesta.

-Es todo tan asdasdjalkaasdf… Un amigo y una amiga se van a liar, a él le gusta ella… tan bonito todo… que envidia.

-Ya te tocará a ti y ya tendrá envidia ella.

-Gracias por todo, te quiero un montón jo…  eres súper majo.

-Venga ya… No digas nada que mañana te arrepientes… Buf, yo también te quiero pero no del mismo modo.

-No entiendo por qué no me muero… No te suicides, vales un montón, eres oro. En serio, eres de las mejores personas de este mundo.

-Que va, no soy nadie.

-Eso crees tu pero no te das cuenta, ojala estuviera enamorada de ti y digo enamorada.

-Ya… ojala lo estuvieses, sí…

-Si vivieses aquí iría a verte todos los días, a enamorarme.

-Oye, voy a deprimirme y no es plan. Ya estoy fumando ¿ves?

-Perdón, adiós.

-¿Adiós? No te vayas.

-Si te pones mal…

-Me da igual, quiero estar contigo.

Dialogo I

-¿Estupideces? Las estupideces son para los estúpidos, yo no soy ningún estúpido.

-Párate un momento a pensar. Reconsidera todo. Y entonces fíjate si es una estupidez o no.

-¿Todo? No hay un todo. Será una estupidez cuando yo opine que lo es, soy el dueño de mis ideas, soy su critico. Yo opino. Yo.

-¿Ves? En serio, léete. Cada día te entiendo menos. Bueno, te entiendo, pero... da igual.

-Cada día estás más lejos. Me comprendes menos y yo lo entiendo todo mejor. la claridad duele.

-Es eso. Te entiendo pero no te comprendo, creo. Es decir, ¿por qué? Bah, da igual. No creo que lo estés entendiendo, la verdad.

-Eso ¿Qué más da? Sangre, teñir de rojo las baldosas... suena bien ¿eh? A veces lo pienso. Me tiento.
Cuando la vio pasar el pobre mozo
y oyó que le dijeron: ¡Es tu amada!...
            lanzó una carcajada,
pidió una copa y se bajó el embozo.
¡Que improvise el poeta!
                        Y habló luego
del amor, del placer, de su destino...
Y al aplaudirle la embriagada tropa,
se le rodó una lágrima de fuego,
que fue a caer al vaso cristalino.
Después, tomó su copa
¡y se bebió la lágrima y el vino!


Rubén Darío, 1886. 

Desvaríos de un suicida

'No me dejes caer, tu indiferenciada es mortal. Frío, pálido. Abrumado por una oleada de sentimientos lúgubres, no se puede caer sin ser empujado. Recubierto por una fina capa de falsedad e hipocresía, ando perdido sin tu luz iluminándome el oscuro paseo de la vida. El dolor surge  tiemblan mis entrañas, prendiendo fuego a mi corazón resentido y envenenado por los celos y la envidia. Mi mirada, oscura y perdida. Una noche sin estrellas, sin luna a la que aullar. Perdido, soportando el peso de la circunstancia  viendo, observando, sin poder dejar de mirar. Tu sonrisa es dolor, ilumina hacía otro lado. Tu felicidad provoca sentimientos contradictorios no me engañes. ¿Te importa? 
Nudillos rotos, nudillos ensangrentados y cristales destrozados.'
N.R


Deber de encontrar algo a lo que amarrarme, una rama, un tronco, salir a flote. 
Soy Nacho, 'diecimuchos' años, frases cortas por capricho, músico en proceso. Amante de la música la gente denomina "ruido". Filosofía de Nirvana para no cortarse las venas. Gafas de lejos y libros de cerca. La voluntad por los suelos y una sonrisa de agravios. Un poeta feo, bueno, poeta solo a veces.